Mejora tu bienestar a través de una vida y alimentación saludable

Es nuestra responsabilidad cuidar de nuestro cuerpo y nuestra mente a través de una alimentación saludable.

Tenemos una vida y una salud y quien si no más que nosotros tiene que hacer para adquirir conciencia de elegir cuidadosamente qué es aquello que nos nutre, nos alimenta y nos reporta bienestar.

No es solo alimentar nuestro cuerpo, el bienestar comporta alimentar de forma saludable nuestras amistades, nuestra salud física a través del deporte, nuestro hogar y espacio de trabajo, nuestra familia. La suma de todo ello nos reportará un bienestar global con nuestra vida donde iremos satisfaciendo nuestras metas y objetivos personales.

No nos podemos olvidar de que nuestro sistema inmunitario es el encargado de neutralizar de manera eficaz las agresiones infecciosas y las enfermedades a las que el organismo se ve expuesto de forma habitual por ello, la mejor manera de cuidarlo y mantenerlo activo, es cuidando y equilibrando la alimentación.

Algunos de los más famosos y reconocidos como alimentos antioxidantes serían:

Frutas y especies
  • Los arándanos
  • Fresas y frambuesas
  • Chocolate negro
  • Alcachofas
  • Nueces
  • Espinacas
  • Remolachas…

Un sistema digestivo saludable es fundamental para garantizar una buena salud y para ello debemos cuidar qué alimentos forman parte de la dieta ya que pueden servir de gran ayuda para reducir el riesgo de infecciones o incluso para mejorar el proceso de curación de algunas enfermedades.

Del mismo modo que cuidamos el equilibrio entre nuestra vida social, tiempo de ocio (cuidado físico) y cuidado emocional no podemos dejar atrás el cuidado de nuestra salud nutricional.

La alimentación es, sin duda, un factor importante para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Con una correcta alimentación podemos aportar a nuestro cuerpo los antioxidantes que necesita de manera naturalTodos los antioxidantes pueden ser suministrados a través de los alimentos que conforman una alimentación equilibrada y variada, basada en productos de temporada, de cercanía y sobre todo, poco manipulados.

Para concluir, si mantenemos unos niveles correctos de nutrientes en nuestra dieta diaria nos ayudará a mantener un buen sistema inmunológico y evitar caer en infecciones promoviendo bienestar en nuestra salud física y nutricional.

¿Te interesa aprender más? Click aqui y pide un cita con nuestra especialista en alimentación saludable